La efectividad de las acciones en Facebook sigue decepcionando a las empresas. El gigante de las redes sociales constituye asimismo un nido de spam, donde las cuentas falsas se manifiestan por doquier.

Facebook reconoce que entre el 5,5% y el 11,2% de sus 1230 millones de usuarios activos corresponden a cuentas falsas, o duplicadas. Una realidad que afecta directamente a la efectividad de las campañas de publicidad desarrolladas en esta plataforma, provocando la ira y el descrédito por parte de los anunciantes.

El último caso denunciado públicamente procede de Sydnay, donde Derek Muller, científico australiano ha acusado a Facebook de defraudar a los anunciantes, mostrando sus anuncios de pago en perfiles falsos. El agraviado defiende que gran parte de los usuarios de Facebook que interactuaron en las acciones contratadas en la plataforma publicitaria de Facebook no son reales, por lo que los fans conseguidos a través de su estrategia de captación de fans solo le ha servido para atraer a seguidores fantasma, que jamás interactuarán en su página. Una actividad que solo le ha llevado a perder dinero y a devaluar peligrosamente la calidad de su comunidad en Facebook. Un hecho que ha criticado abiertamente, llegando incluso a crear un vídeo donde se explica lo sucedido; el cual podemos ver en YouTube y ya cuenta con cerca de 1,4 millones de reproducciones.

Muller indica que decidió invertir en publicidad en Facebook cuando su página contaba con 2000 fans, con el fin de aumentar su comunidad de seguidores. Para ello, en octubre de 1012 invirtió 1.500 dólares en una campaña, con un alcance global. Una actividad que se tradujo en un aumento superior al 5.000%, llegando a alcanzar los 100.000 fans. Sin embargo, este crecimiento no se tradujo en mayor engagement por parte de sus nuevos seguidores, sino que el porcentaje total de interacciones, así como el alcance de sus publicaciones cayó en picado. Concretamente, el anunciante indica que el alcance de sus actuaciones pasó de ser 2 o 3 veces su número de fans, a apenas el 10% de estos. Un hecho que le llevó a pensar que los seguidores que había acumulado no eran más que cuentas fantasma, que se dedicaban a hacer “Me gusta” a diestro y siniestro, con el único fin de simular actividad en su página. Un hecho que socava gravemente la imagen de las cuentas que sí trabajan para ofrecer contenido de valor y crear una comunidad activa en torno a la marca.

La respuesta oficial de Facebook no ha servido para calmar los ánimos. Lejos de mostrar una actitud dispuesta a ayudar y mostrar su preocupación por tamaño fraude, la portavoz de la red social en Australia, Antonia Christie, negó las acusaciones y afirmó que la empresa ya trabajaba para evitar este problema. Sin embargo, la realidad muestra que su compromiso con la lucha anti spam no figura entre las prioridades de la empresa.

vía: PuroMarketing

Víctor Boero
Sígueme en:

Víctor Boero

CEO - Community Manager, Diseñador Gráfico at mcm.uy
Fundador y Community Manager en MCM.UY. Apasionado por el Diseño Gráfico, Web y las Redes Sociales.
Víctor Boero
Sígueme en:


Registra tu cuenta de correos y recibe lo último en Estrategias deSocial Media para tu negocio.

Jamás recibiras spam, prometido!